Deja un comentario

Homenaje a los clásicos

Anoche se proyectó en Las Tablas (Plaza de España, 9), dentro del marco del festival SUMA Flamenca de la Comunidad de Madrid, un documental llamado 35 años de rito y geografía del cante: de Juan Talega a Camarón. Recoge imágenes de un programa que TVE hizo a principios de los 70 sobre el flamenco más jondo. Los equipos de TVE recorrieron gran parte de la geografía española para entrevistar 186 cantaores, 47 guitarristas, 313 palmeros, bailaores y aficionados. El programa arranca justo con el cantaor del título del documental: Juan Talega, que moría poco después de esta grabación.

Juan Talega fue un cantaor importante del siglo pasado, pero sobre todo, ayudó a rescatar muchos de los cantes antiguos que sin él, probablemente se habrían perdido. Gitano, nació en Dos Hermanas (Sevilla) en 1891. Nunca se dedicó al cante profesionalmente. Talega vivía de la compra – venta de ganado, pero era aficionado al flamenco (como muchos en su familia, que era conocida como la de Los Gordos de Alcalá, ciudad de la que procedían). Antonio Mairena, cantaor y estudioso del flamenco, le empujó a registrar y recuperar esos cantes, como la toná liviana, que se fueron perdiendo por otros más leves, como los fandangos. Cuentan los que saben que a Juan Talega le costó acostumbrarse a cantar acompañado por una guitarra cuando, animado por Mairena, comenzó a actuar en público. Él estaba acostumbrado a cantar a palo seco en las fiestas de gitanos.

En la foto, perteneciente a la Peña de Juan Talega de Dos Hermanas, están Antonio Mairena (segundo por la izquierda) y Juan Talega (tercero por la izquierda). Antonio Mairena marca un antes y un después en el flamenco. No sólo fue un enorme cantaor, sino que gracias a él se han conservado muchos cantes antiguos. Una vez escuché una anécdota que el cantaor José Mercé contaba delante mía al poeta, guitarrista y también estudioso del flamenco Félix Grande. Mercé recordaba el miedo que les daba a él y a Camarón, cuando ambos eran unos chiquillos, cantar en una venta después de haberlo hecho Mairena, impresionados por su actuación.

Mairena, que tomó el nombre de su pueblo, Mairena del Alcor (Sevilla), nació en 1909. Comenzó a investigar en los años 30. Cuentan de él que podía llevarse estudiando un cante, con sus variaciones, durante años, tiempo en el que lo hacía suyo y lo recuperaba en una actuación o en una grabación. Juan Talega le llamaba “el magnetofón viviente”, porque tenía una memoria prodigiosa para el flamenco. Su arte también aparece en el programa de TVE sobre el que versa el documental proyectado anoche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: