Deja un comentario

El cantaor que hace mojarse al agua

Juan Peña, más conocido por su nombre artístico, El Lebrijano, es un cantaor innovador, pero no un rupturista. Afirma que para poder fusionar el flamenco con otras músicas, hay que tener una buena base, conocer bien los cantes. Por eso él estudia a diario. Su diferencia comienza en su físico: piel clara, ojo azules, pelo rubio. No muy habitual para un gitano. Pero también en su trayectoria. Su voz, grave, profunda y de fuerte potencia, se adapta bien a su cante, sobrio, sin florituras. Pero que gusta de mezclar con otras músicas

“El verso de un maestro se redime con la obra de otro maestro”, dijo sobre su último trabajo la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, el día de la presentación en Madrid. Cuando Lebrijano canta, se moja el agua. Eso dijo de él hace más de quince años Gabriel García Márquez. Y esa frase se ha convertido en el homenaje del cantaor al escritor, adaptando al flamenco su visión, y la del abogado y poeta onubense Casto Márquez, encargado de los textos, la obra del escritor colombiano. Sus sobrinos David Peña Dorantes y Pedro María Peña, se han encargado de la producción.

Con este nuevo trabajo, el Lebrijano, confiesa que, a sus 67 años, se ha reconciliado con los aficionados más puristas, que no le perdonan que en sus 35 discos haya mezclado su saber hacer flamenco con la Orquesta Andalusí de Tánger (Encuentro, Casablanca), con la poesía del jerezano José Manuel Caballero Bonald (Tierra) o de Félix Grande (Persecución), o con un coro de voces búlgaras (Sueños en el aire). La reconciliación ha venido a través de su hermano, de quien el Lebrijano dice que es “el más técnico; purista, purista, purista. Es el más purista de todos”, y que le ha felicitado por este trabajo.

“A mí los temas me llaman, me dicen por donde tengo que ir”. Eso responde El Lebrijano cuando se le pregunta que a qué le suena García Márquez. “Mi vida normal es estudiar, porque siempre tengo algo en la cabeza y el estudio tiene que ser continuo para que las cosas salgan”. Lo dice alguien que creció profesionalmente junto a algunos de los más grandes, Antonio Mairena y la Niña de los Peines. “Yo sueño con aquella época”, reconoce.

De Pastora Pavón cuenta muchas anécdotas. Ella estaba mayor y veía mal, dice, y él le hacía de lazarillo y le acompañaba a comprar bolsos, y pulseras y peines y le pedía que vigilara a Pepe Pinto, su marido. Tanto le insistía en que le dejase oír un disco de pizarra que Pastora guardaba de su hermano Tomás, entonces ya fallecido, que finalmente consintió. “Yo estaba loco por escucharlo”, cuenta entusiasmado. El momento fue tan emocionante, reconoce el Lebrijano, que ella decidió regalarle un mantón de los muchos que guardaba en un cajón. Él eligió uno pequeño, que resultó ser de la madre de la artista de Triana y que ella le pidió que guardara de recuerdo.

De Mairena cuenta que le gustaba cantar en cualquier tasca, en cualquier lugar. Y que cuando se tomaba un par de vinitos y se entonaba, se echaba la mascota hacia atrás. Y entonces ocurría la magia. A Lebrijano también le gusta cantar. A veces, cuenta, su hermano le reprende por hacerlo en cualquier lugar. Pero Peña es sencillo en sus gustos, dice él, y sobre todo, un gran aficionado al flamenco. Gusta reunirse con un grupo de amigos fuera de Sevilla y hacer una paella. Y llamar a “algunos cantaores, de Jerez, de Utrera. Y al final, el que más canta soy yo”, cuenta con alegría.

Ahora, presentando este último trabajo, suele emocionarse. Lo hace porque llegó a pensar que sería su último disco. Ha tenido problemas de salud, el último, una úlcera de colon que le ha provocado un costurón de 50 puntos, pero que no ha borrado el entusiasmo de sus ojos, que se encienden cuando cuenta, sin contar nada, que ya tiene otro proyecto en la cabeza, que se lo ha contado a Casto Márquez y que no sabe cómo lo va a atacar, pero que quiere hacerlo. Y cantar con Dulce Pontes. Y la antología…
Escucha La cándida Eréndida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: