Deja un comentario

Puro, el reencuentro con Sevilla

“Magia, ilusión, fuerza, pasión”. Con estas cuatro palabras ha descrito Óscar Martos, productor, el nuevo espectáculo de Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito, Puro, que mañana se viste de largo en la Bienal de Sevilla. Farruquito ha estado simpático en la presentación, emocionado, haciendo bromas con los periodistas, cargado de la energía que le da estar embarcado en un nuevo proyecto. “¿Qué te voy a decir del vestuario, chiquillo, si es la ropa que llevo yo? ¡Pues que es gloria bendita!” Ha respondido con una sonrisa a uno de los periodistas. “Si no se desmelenaran los niños, parecerían ministros”, ha dicho de la ropa de Hugo Boss que lleva el elenco (él irá vestido por Vitorio & Luchino).

El espectáculo se estrenó en Palma de Mallorca el pasado mes de julio, y tras su paso por Jerez, el bailaor lo ha ajustado para presentarlo en Sevilla. “Pequeños detallitos”, ha dicho él. “Detallitos como que una pantalla de seis metros se ha convertido en otra de 16”, ha puntualizado el productor. Farruquito presenta así la versión definitiva, corregida y cuidada con esmero. Durante toda su comparecencia ha insistido en el esfuerzo, en el trabajo, en la motivación que le impulsa a presentarse mañana en su ciudad.

Puro, porque es su espectáculo más personal. “¿Qué es puro?” Le han preguntado. “Cualquier cosa que sea auténtica y de verdad es pura, sin intentar ir a la moda”, ha respondido. Música, letra y coreografía son del bailaor. Y puro también por los palos que baila que, como ha explicado en la presentación el bailaor, “algunos no se hacen mucho actualmente”: abandolaos, zapateado, seguiriya, alegrías, tango y soleá. De todos ellos, él prefiere la soleá, que aprendió a bailar con su abuelo, Farruco, y que siempre le recuerda a él cuando la baila. El espectáculo cuenta, además, con un colaborador de lujo, Manuel Molina, guitarrista y antiguo componente de Lole y Manuel, que hace de enlace, según ha explicado el bailaor, entre la tradición y la actualidad, el que da el relevo de las anteriores generaciones a la actual.

Un elenco de cantaores inusual para un espectáculo de baile flamenco, que él ha justificado así: “A mí me gusta muchísimo el cante, casi más que el baile. Yo disfruto muchísimo bailándole al cante y en este caso, el mano a mano que establecen los cantaores me motiva para bailar, me da fuerza”. Por eso cuenta con siete cantaores de primer nivel (Juan José Amador, Antonio Zúñiga, Pedro el Granaíno, La Tana, María Vizárraga, y la joven gaditana Encarna Anillo). “Cuando están las siete voces en el escenario es un atropello emocional”, ha apuntado Óscar Martos, poductor del espectáculo. Además, tres guitarristas, e instrumentos inéditos en los montajes del bailaor, el violinista Bernardo Parrilla y el piano de Pablo Rubén Maldonado, que susitutye a última hora a Yumiko Cheng. “Con este pedazo de grupo, por muy malamente que a mí me pillen, va a sonar estupendo”, ha dicho Farruquito.

Un espectáculo, además, que se transformará a finales de este mes en un documental en el que están trabajando desde que se puso en marcha Puro, el pasado mes de abril, con ensayos por la mañana y rodajes por la noche. Un trabajo que “va a servir para acercarnos a lo que es un artista, lo que es el sacrificio, el esfuerzo, porque bailar no es ponerte las botas y subir a un escenario”, se ha defendido el bailaor. Un esfuerzo que se verá mañana sobre el Auditorio Rocío Jurado y del que todavía quedan entradas a la venta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: