1 comentario

Hiriente y sencilla, Carmen Linares

Carmen Pacheco Rodríguez (Linares, 1951), más conocida como Carmen Linares, publica en estos días Raíces y alas, un trabajo que estrenó el pasado mes de septiembre en la Bienal de Flamenco de Sevilla, junto a Juan Carlos Romero, guitarrista y compositor del álbum, y que presenta en ELPAIS.com.

Diez poemas, diez cantes, melodías libres que parten de alegrías, tangos, bulerías, fandangos, seguiriya o soleá, entre otros, escritos por Juan Carlos Romero y al servicio de la poesía del Premio Nobel de Literatura, y no al revés. Carmen Linares pone una voz más flamenca que nunca. Así lo ve el poeta y flamencólogo Félix Grande, que prologa la obra: “Es una artista lo suficientemente hambrienta de expresión como para convertir en ortodoxia emocional estructuras musicales que nunca nos había entregado la tradición”. Para lograr este resultado, Carmen no ha dejado nada dentro de sí. “He tenido que poner mucho de mí para reflejar lo que quería decir Juan Carlos, y el carácter que tienen los poemas de Juan Ramón con la música, también he tenido que estar a la altura de eso. He dado todo lo que tengo”.

Con tu voz, Carmen Linares

El resultado es un disco que además de sonar huele (a mar, a hierba, a lo que huele el campo andaluz en un rojo atardecer de agosto), duele y potencia las intenciones del poeta al escribir los textos. Grande describe a Carmen como “una de las voces más estremecedoras de la historia flamenca, […] una artista que no se alivia nunca, que no hace nunca demagogia, que no pierde jamás el respeto al Flamenco”. Una cantaora entusiasta, humilde, amante del flamenco y estudiosa de él, que ha logrado en su trayectoria, además de su desarrollo profesional, hacer un continuo homenaje a la fuente de lo jondo. Éste es el primer disco compuesto expresamente para su voz. Pero ya cantó a un poeta antes. Lo hizo acompañando a Manolo Sanlúcar en Locura de brisa y trino (Mercury, 2000), en el que rescataron los poemas de El diván del Tamarit, de Federico García Lorca.

De los ocho discos de su carrera, Carmen marca el punto y a parte en su Antología. La mujer en el cante, publicado en 1997 y reeditado el año pasado, coincidiendo con el décimo aniversario y con un DVD de material adicional en el que se explica cómo se gesto y hablan los guitarristas que participaron en el trabajo. “Yo cantaba muchas cosas de mujeres en mi repertorio y cuando nos dimos cuenta se nos ocurrió hacer algo en homenaje a esas mujeres. Fue mucho trabajo, cuando la vi terminada no me lo podía creer”, cuenta la cantaora. “Ha sido muy importante para mí porque me dio un reconocimiento muy grande de la gente del flamenco y de los jóvenes”. Es un homenaje, explica, a las mujeres cantaoras que hicieron historia, pero “con un aire nuevo”.

Moraíto Chico, Vicente Amigo, Paco Cepero, Tomatito, Juan Habichuela… “Todos guitarristas fantásticos que le dieron cada uno un colorido a la Antología impresionante”, dice. “Si Juan Habichuela está ahí es porque a parte de que toca muy bien estaba tocando cantes de su tía Marina y mejor que él no hay nadie que conozca ese cante. Cepero, porque era el guitarrista de La Perla y le dio un punto que no le habría dado nadie más. Está cada uno en lo que es mejor”.

Ella menciona a Enrique Morente y Camarón como los renovadores de este tiempo. “Enrique es muy joven porque es muy vanguardista, les tengo una admiración y un cariño muy grande”. Cuando comenzó a cantar para el baile, en los años 70, en un tablao madrileño, Camarón era primera figura. “Para mí, venir a Madrid fue una suerte. Yo, al principio lloraba, porque en Linares estaban mis primos, mis tíos, toda la infancia, pero donde más flamenco había era en Madrid, la capital del flamenco en ese tiempo. He tenido la suerte de conocer a mis ídolos en persona”.

Cercana en el trato, cuando lo cuenta se le ilumina la cara, los ojos se vuelven más grandes, muestra un amor por el flamenco similar al que demuestra encima del escenario, donde siempre es grande. Ella se siente una artista de escena, no de grabación. Y por eso ahora quiere grabar un disco en directo. Pronto volverá a estar bajo los focos para cantar a Juan Ramón.

Si quieres ver el vídeo de la entrevista, pincha aquí

Anuncios

Un comentario el “Hiriente y sencilla, Carmen Linares

  1. […] voz quebrada, la de Carmen Linares, volvió a estar anoche al servicio de los versos de Miguel Hernández, esos que presentan […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: