Deja un comentario

Gerardo Núñez en el Festival de Jerez

El protagonismo hoy en el XIII Festival de Jerez , que arrancó el viernes pasado con el estreno de Lluvia, de Eva Yerbabuena, será para la guitarra. Y no una guitarra cualquiera, sino la de un jerezano que ha hecho evolucionar mucho el sonido de este instrumento en el flamenco. Se trata de Gerardo Núñez, que presenta un espectáculo que promete improvisación, otras músicas, y mucho flamenco.
Nació en Jerez en 1961 y bebió de la escuela de guitarristas de acompañamiento de su localidad de la mano de su maestro Rafael del Águila. Con 14 años ya acompañaba con su guitarra a cantaores como Tío Gregorio el Borrico, Terremoto, Turrnero, Pansequito… Con algunos de ellos, además, ha grabado discos. Pero además de eso, y de acompañar al baile (entre otros, trabajó junto al genial bailaor Mario Maya en su espectáculo ¡Ay, jondo!), es un destacado concertista.

Y además de esto, en Trebujena, cerca de Jerez, trabaja junto a su mujer, la bailaora Carmen Cortés, en el Enclave del Sol, que se celebra durante el solsticio de verano y que resulta ser un encuentro entre el flamenco y las músicas del mundo que lleva tres ediciones y en el que se ofrecen conciertos de jazz o música andalusí junto a recitales de grandes nombres del flamenco.

Ha colaborado con músicos ajenos al flamenco, ha acercado este arte al jazz, entre otros estilos. En solitario ha grabado diez discos. El gallo azul (1987), fue el primero. El último hasta la fecha, publicado en 2007, es El canon. “Un toque que reúne virtuosismo, personalidad, claridad expositiva, fantasía melódica, solidez y versatilidad”. Así lo describe el periodista Miguel Mora en su libro La voz de los flamencos. Retratos y autorretratos, en el que además dedica un capítulo a Núñez. El diccionario que escribe el guitarrista es una auténtica joya en el que el tocaor da su opinión sobre las palabras que le presenta el periodista, relacionadas con su carrera y con el flamenco.

En él da, entre otras cosas, su particular visión sobre el origen de la guitarra flamenca. “La guitarra, por los trastes, es incapaz de acompañar el cante oriental […] Ante la imposibilidad de seguir el cante surgió la eficacia del pueblo llano: Si no te puedo acompañar, canta tú que después voy yo. Por eso, si te fijas, cuando un tocaor flamenco está acompañando, la mayoría del tiempo el guitarrista está esperando a que el cantaor termine su tercio para contestarle con un adorno, que no puede ser cualquiera, sino el ajustado a ese momento, a esa voz, a ese tono… Siempre el cantaor adelanta el tono del final de su tercio y el guitarrista lo continúa. Así se establece esa especie de diálogo entre voz y guitarra tan característico del flamenco”.

Esta noche presenta un espectáculo en el que, acompañado de músicos flamencos (cante y percusión) y del jazz (saxofón, contrabajo y batería), pretende establecer un diálogo que parta del flamenco y explore, dando espacio a la improvisación, otras músicas que Núñez bien conoce.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: