Deja un comentario

Así que pasen otros 30 años

Anoche TVE estrenó el documental Tiempo de Leyenda, un excelente documento audiovisual sobre la grabación de un disco fundamental en la historia del flamenco, La leyenda del tiempo , que en 2009 cumple 30 años de su publicación.

El documental está dirigido por José Sánchez Montes, un director y productor con base en Granada que ha hecho otros títulos en el mundo del flamenco como Morente sueña la Alhambra, sobre Enrique Morente y Casacueva y escenario, sobre su hija y cantaora Estrella. Su presentación el pasado mes de octubre , en el festival In Edit de Barcelona, sirvió como excusa para recordar que hace 30 años unos locos visionarios se juntaron para, bajo la batuta del productor Ricardo Pachón y tocados con la estrella de Camarón de la Isla, revolucionaron la escena flamenca de aquel momento con un disco que, todavía 30 años después, suena moderno.

Es un recuerdo en primera persona de aquel trabajo discográfico. Aparecen las voces que protagonizaron el disco, salvo la más importante, la de CamarónManuel Molina, Ricardo Pachón, Jorge Pardo, Rubém Dantas, Tomatito, Kiko Veneno, Raimundo Amador… Dice Kiko Veneno en algunas entrevistas que quizá habría que darle más importancia a la época que a este disco en concreto. Es cierto que en 1971 se había publicado el primer trabajo de Smash, el grupo rockero al que se unió Manuel Molina y que abrió una senda que recorrían otros artistas inquietos, cercanos o pertenecientes al flamenco como Veneno, Triana o Lole y Manuel. La diferencia es que, en La leyenda del tiempo, participó José Monge Cruz (1950 – 1992), que pasaría a la historia como Camarón, un cantaor que marcó una época y una generación del cante y que ha llegado a convertirse en mito para muchos.

El título de la canción que da nombre al disco, La leyenda del tiempo es representativo de lo que contiene el trabajo. Es el título de una obra de teatro surrealista, que Federico García Lorca escribió en 1931: Así que pasen cinco años, Leyenda del tiempo en tres actos y cinco cuadros. Una declaración de intenciones, la de la experimentación, la de la búsqueda, con letras que son poemas de Lorca y Omar Khayan, pero también de Kiko Veneno, entonces un joven de clase media, universitario y payo, fascinado por el mundo gitano; un músico que en aquella época hacía mancuerna con un joven guitarrista procedente de la tradición más absoluta: Raimundo Amador.

En el documental se recuerda desde los ensayos hasta la presentación en vivo de un disco que tardó varios años en realizarse. Están aquí recogidas las anécdotas personales, muchas de ellos ya contados, y algunos documentos inéditos, como las grabaciones de los ensayos. También hay recortes de entrevistas que por entonces le hicieron a Camarón en televisión, el sonido de la única presentación en vivo que se hizo del disco, junto al grupo Dolores… Es un documento interesante para recordarlo en la voz de sus protagonistas y volver a ver y escuchar a Camarón. Tanto como el programa que hizo El ojo crítico de Radio 5 (Radio Nacional de España) el pasado mes de marzo, en el que también reunió a algunos de los protagonistas para recordar aquel momento.

Durante todo 2009 se han publicado libros y reportajes en prensa, radio y ahora televisión para recordar aquel disco que ahora nos parece fundamental y que entonces quizás no fue valorado en su justa medida. Probablemente porque sólo el tiempo da la perspectiva necesaria para hacerlo. No viví aquel momento, así que no puedo valorar si lo que se dice es exageración, leyenda o realidad. Dicen que los gitanos devolvían los discos porque aquel no cantaba como Camarón. También dicen que muchos rockeros, los modernos, hippies y yeyés de la época, empezaron a prestar atención al flamenco gracias a este disco. Yo apenas aprendía entonces a sostenerme sobre mis propios pies cuando se publicó La leyenda del tiempo, así que lo descubrí mucho después, pero probablemente en eso reside la grandeza de este disco. Su sonido es fresco, potente, único, no importa en qué momento sea descubierto. También hoy lo es.

Y es historia porque supuso un encuentro entre el flamenco, que entonces era algo desconocido, encerrado entre la intimidad de los gitanos, los tablaos y las fiestas de los señoritos y el gran público, la modernidad, la cultura popular de masas que empezaba a llegar a un país que acababa 40 años de dictadura para abrirse a un mundo que, a su vez, estaba inmerso en un proceso de renovación único. La leyenda del tiempo hizo, y aún hace hoy que un público completamente ajeno al flamenco se interese por él y a la vez sacó al flamenco de la silla de anea, lo aireó y lo relacionó con otras músicas, enriqueciéndolo y haciéndolo evolucionar.

El documental Tiempo de leyenda ha sido estrenado también en Cultural.es, una nueva apuesta televisiva de TVE, y es probable que en breve pueda verse en su web.

(FOTOS: MARIO PACHECO)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: