Deja un comentario

El alma de Cañizares

Esta noche arranca la temporada de conciertos de uno de los centros más ligados al flamenco de Madrid: el Colegio Mayor San Juan Evangelista. O lo que es lo mismo, el Johnny. Y el encargado de abrir cartel, además, estrena disco en la capital. Es el guitarrista Juan Manuel Cañizares (Sabadell, 1966), que presenta Cuerdas del alma, su quinto trabajo discográfico como solista.

Cuerdas del alma, publicado por Sony Music y disponible en las tiendas desde el pasado 14 de septiembre, es un disco sencillo, en el que Cañizares quiere echar la vista atrás y recuperar el flamenco más directo, siempre desde su personal visión. Esa que suena a notas limpias, afinadas, reposadas, de una complejidad técnica que no se traduce en una escucha complicada, sino en todo lo contrario. Es un disco sin cante: la protagonista absoluta es la guitarra de Cañizares, que en algunos de los cortes aparece acompañada por la de Juan Carlos Gómez, y algunas percusiones, palmas y un bajo eléctrico. Y además suena a directo: es una música fresca, cercana.

El nuevo trabajo tiene un sonido único, una idea musical que recorre las nueve composiciones (que son rumba, bulerías, alegrías, una balada dedicada a su mujer, guajira, tangos, soleá por bulerías, un vals y una fantasía para guitarra flamenca). Tanto así que arranca y termina en la misma tonalidad, dándole un sentido de concepto, con un principio y un final. Un sentido de concepto reforzado por el hecho de que arranca con un palo alegre, rítmico y festero como la rumba, y cierra, en el mismo tono, una fantasía para guitarra flamenca que es un realidad un lamento, una canción triste. El sonido es tranquilo, incluso en los palos más festeros la guitarra se mantiene en su lugar. Las notas suenan limpias, afinadas, naturales, sencillas.

Cañizares, que compagina su carrera en solitario, con conciertos como el que hoy ofrecerá en Madrid (a las 21h) con su magisterio en la Escuela Superior de Música de Cataluña (ESMUC), heredó la afición a la guitarra de su padre, con el que comenzó a aprender. Aunque ha trabajado con muchos otros artistas, su nombre comenzó a sonar como guitarrista de acompañamiento a Paco de Lucía, con quien trabajó durante diez años (entre 1988 y 1998). Pero sus inquietudes musicales le acercaron también a otros campos, como la música del compositor español Isaac Albéniz, o a trabajar con el compositor de música contemporánea Mauricio Sotelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: