1 comentario

Rafael Jiménez, Falo: El camino es movimiento

“Entre la tradición y la modernidad, el camino es el movimiento”. Palabra de gitano, del llamado Rafael Jiménez, y apodado Falo (Oviedo, 1964), cantaor asturiano que publicó recientemente su segundo trabajo discográfico, Cante en movimiento. Así describe él, en las últimas entrevistas que ha hecho, este nuevo disco, grabado, producido y publicado por él mismo algo que, en los tiempos que corren, parece ser a veces la única opción para el artista que quiere difundir sus inquietudes. Una decisión valiente y atrevida que los aficionados debemos agradecer.

Este Cante en movimiento es un disco denso, para ir decantando poco a poco, en varias escuchas, y supone un documento importante para conservar. Falo es un investigador de la historia y el origen del flamenco, y este álbum es una colección de los resultados de sus pesquisas, para estudiar además de disfrutar.

Su voz suena a vieja, es melódica y nasal y tiene potencia, sonoridad y carácter, y el regusto de los cantaores antiguos. Hace un cante pausado, pero su voz es austera, no se entretiene en melismas falaces aunque el cante se gusta en la demora. Y sin embargo, este disco es profundamente creativo y renovador, con la riqueza de que casi no se nota, creando un lenguaje propio para reinventar los cantes de siempre. Trae, además, muchas piezas del folklor al flamenco, con la mirada puesta fundamentalmente en su tierra de origen, Asturias.

El disco está distribuido en nueve movimientos, que podríamos decir también, son nueve palos. El primero, una montañesa por ritmo de bulerías (La nieve y la rosa), es precisamente uno de los palos procedentes del folklor que este cantaor ha querido recuperar, en el que se hace acompañar, además de por las guitarras de Juan Antonio Suárez Cano y el brasileño Fernando de la Rúa, por las percusiones del folklorista Eliseo Parra.

Además, tangos extremeños, soleá a piano (de Pablo Suárez), guiajira, tientos, unas bulerías que en realidad son un pregón homenaje a Vallejo (Pregón del mercado) y se acompaña solamente de los pies del bailaor Rafael Estévez y las palmas de otros dos cantaores, Manuel Liñán y Marco Flores, y otras dos joyas (todas lo son) en las que merece la pena entretenerse: el romance de la monja contra su voluntad (A tío José de los Reyes, el Negro), acompañado de violonchelo (José Luis López) y la malagueña, grabada en directo, una recreación de la malagueña más definida, la del Mellizo, dedicada precisamente a él, con guitarra (Arcadio Marín) y contrabajo (Luis Escribano).

El disco tiene otro valor adicional: las ilustraciones y los textos de su libreto, un trabajo al que los músicos actuales casi no prestan atención. El trabajo, dividido en nueve movimientos, cuenta con una explicación escrita de la historia de los cantes y el porqué se incluyen en este disco, además de una acuarela que lo ilustra, del artista asturiano José Cuadra Sánchez. Cuenta Falo en una entrevista que las ilustraciones son un homenaje a su padre, un gitano que hace los movimientos de vara, utilizados por ellos para defenderse y que se transmitía, de forma secreta, de padres a hijos.

Rafel Jiménez Falo, flamenco de largo recorrido

Cante en movimiento es el segundo trabajo discográfico de este cantaor, que publicó el primero hace más de 15 años, en 1996 (¡Cante gitano!), con la misma intención que en esta ocasión: recopilar el trabajo y las investigaciones realizadas con los años. No pretende Falo vivir de la publicación de discos, sino plasmar en ellos, el resultado de media vida de carrera.

Nacido en Asturias, ha trabajado como cantaor en muchas compañías de baile, cono las de Mario Maya, Antonio Canales o Belén Maya, entre otras. Acompañó a Enrique Morente en sus actuaciones en directo durante cerca de diez años, y vivió durante algunos años en Nueva York, donde tuvo la oportunidad de enriquecer su música con la de otros estilos del mundo.

Es profesor de cante en la academia Amor de Dios, en el Conservatorio Profesional de Música Arturo Soria y en el Conservatorio Superior de Danza María de Ávila, todos en Madrid.

Pero a muchos, si no le conocen de otra cosa, les sonará su voz por unos tangos que dieron la vuelta al mundo (y siguen sonando): Los Tangos de la condición, publicados en el disco de Radio Tarifa Temporal (1996, BMG), una de las muchas colaboraciones que ha hecho.

Anuncios

Un comentario el “Rafael Jiménez, Falo: El camino es movimiento

  1. me alegra que te detengas en este disco, en Falo, pues su camino de pureza y renovación es de culto. Por extrañas razones (la pereza del programador pagado de sí mismo, soberbrio señoritingo, que dirigen teatros o festivales con un cesarismo triste) no se prodiga en directo; pero su respeto al flamenco ha de abrirse camino y aprovecho este blog para desearle suerte y a quien lo lea que busque la obra de el Falo que es una hondura extraordinaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: