Deja un comentario

Savia nueva para mantener las esencias

Jesús Méndez (Jerez, 1984) es un cantaor muy joven y sin embargo su voz suena a viejo, con ecos del cante más clásico y más jerezano. En unos años de carrera profesional se ha convertido en uno de los cantaores más demandados por los aficionados más ortodoxos, los que anoche hicieron que su recital en la Bienal de Flamenco de Sevilla vendiese todas las entradas. La expectación en el Espacio Santa Clara, transformado uno de sus patios en una especie de tablao al aire libre con sillas de enea y servicio de bar, era máxima. Y Méndez cumplió con creces.

El espectáculo, además, era la presentación en Sevilla de su nuevo trabajo discográfico, Añoranza, publicado por Carta Blanca, el sello discográfico de Miguel Poveda (y distribuido por Karonte), producido por el protagonista del disco y cuya publicación se ha adelantado para estar disponible en esta Bienal. Precisamente ha sido Poveda un gran impulsor de la carrera de Méndez, y que ahora, además, le ha ayudado a sacar adelante esta joya discográfica. Si son ustedes aficionados al cante clásico y ortodoxo, corran a comprarlo, porque este disco vuela. El anterior, Sin Frontera, está descatalogado.

“Ahora mismo lo que quiero es rescatar y recordar los cantes y cantaores de mi tierra”, explicó Méndez en la rueda de prensa anterior al recital. Anoche, sobre las tablas, quedó bastante claro que esas Añoranzas del cantaor se refieren a otro tiempo del flamenco, a los artistas de referencia que fijaron el flamenco que conocemos hoy. No sólo por los cantes que interpretó y su manera, ortodoxa, de acometerlos: también porque al poco de empezar quiso dedicar la noche, tan especial para él, al recientemente fallecido guitarrista Moraíto Chico.

Salvo las alegrías, Jesús Méndez hizo el disco en directo al completo. Entre un silencio sepulcral en el público y con la impronta del momento, con entrega, con una voz rotunda y poderosa como la suya, y llevado al compás, como sólo en Jerez saben hacerlo, por la guitarra de Diego del Morao y el equipo rítmico. Comenzó con una zambra, Dando vueltas en la cama, acompañado por el piano de Miguel Ángel López, Lenon, con ecos de Manolo Caracol. Después La luz de tus ojos grises, un cuplé por bulerías al estilo de su tía La Paquera de Jerez, las malagueñas Si preguntan por quién doblan, las alegrías, una seguiriya (Qué dolor de mi Serna, con letra de José María Castaño), una soleá apolá al estilo de Antonio Mairena (Mis recuerdos de Charamusco) y taranto y jabera (Coge la pluma y escribe). En los tangos, La puertecita donde yo me arrimo, en los que quiso acordarse de nuevo de La Paquera, introdujo una variación en las letras de un tango popularizado por la Niña de los Peines: “Qué bonito está Jerez cuando le ponen al puente banderas de papel”.

Méndez estuvo entregado, concentrado, sentido. En los fandangos naturales se acordó de Chocolate, negros, derrochando voz y sentimiento. Después, el fin de fiesta, por bulerías, pero tras despedir a los músicos, quiso Méndez hacer una coda: volvió al inicio, y junto al piano de Miguel Ángel López, cerró con un romance arrebatado (Rey, entrégueme usted a mi padre).

FICHA ARTÍSTICA
Añoranza. Jesús Méndez. Espacio Santa Clara. Bienal de Flamenco de Sevilla. 11 de septiembre de 2012
Cante: Jesús Méndez
Guitarra: Diego del Morao
Piano: Miguel Ángel López, Lenon
Palmas: Chícharo, Carlos Grilo, Manuel Salado
Percusión: Ané Carrasco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: