1 comentario

Tras los pasos de Niño Miguel

Esta semana Huelva acoge una edición más (y ya van 38) de su Festival de Cine Iberoamericano. En él, el flamenco va a tener un lugar destacado, gracias al homenaje que han organizado a un guitarrista injustamente olvidado durante muchos años que, gracias a una trilogía documental, ha vuelto a los teatros y a los oídos de los aficionados al flamenco. Se trata de Niño Miguel, nacido Miguel Vega de la Cruz (Huelva, 1952), un guitarrista al que todos los artistas flamencos admiran y de una sensibilidad extrema, capaz de hacer un recital sólo de guitarra, sin más acompañamiento, y que el público le ovacione, tal como hizo en su regreso a los escenarios, en el Teatro Central, el año pasado.

La vuelta de Niño Miguel ha sido en parte gracias a La sombra de las cuerdas, un documental que recoge su vida y su trascendencia para el flamenco en el que trabajaron durante cuatro años, Chechu García Berlanga, Benoît Bodlet y Annabelle Ameline. En él están muchos de los grandes nombres de la guitarra flamenca, algunos para poner en valor a este genial guitarrista y otros, como Tomatito, por su relación familiar con él (el almeriense es sobrino del choquero). “El documental es una autoproducción que hicimos tres personas con una furgoneta por toda España, buscando y llamando a todas las puertas para conseguir que los mejores artistas del flamenco nos hablaran de la relevancia de Niño Miguel”, me explica Chechu García Berlanga en una entrevista una tarde lluviosa en Sevilla. “Nosotros realizamos el documental con dos objetivos: el primero era denunciar públicamente la situación en la que Miguel estaba e intentar ayudarle y por otro lado, reivindicar que la música que él está haciendo actualmente es muy diferente a la del resto de guitarristas, con su propia personalidad y su propio sello, queríamos un poco divulgar que este artista sigue muy vivo”.

Niño Miguel vivía, a causa de una enfermedad mental, en la calle, tocando por unas monedas de los viandantes que se paraban a escuchar su guitarra que casi nunca tenía las seis cuerdas. Desde los cuatro o cinco años Niño Miguel tuvo ya que trabajar por la noche como guitarrista, porque su padre, el Tomate de Almería, le llevaba junto a él a las juergas y tablaos en los que trabajaba. “Como dice Onofre López en el documental, Niño Miguel nunca fue niño, su padre en seguida vio que tenía aptitudes y le llevó a trabajar con él. Tuvo una infancia en la que vio cosas que un niño no tiene que ver porque, como dice Tomatito, a los ocho o nueve años, Miguel ya tocaba más que su padre”. Después de este arranque precoz en la guitarra, Miguel consiguió un contrato con la casa de discos Philips en 1974 para hacer cuatro discos, de los que sólo pudo hacer dos, porque la vorágine en la que se vio metido pudo con su sensibilidad y le hicieron desarrollar una enfermedad mental.

“Nosotros comenzamos a hacer este documental en 2007”, explica García Berlanga. “Desde el principio le dijimos que queríamos hacerlo para ayudarle a salir de la situación en la que estaba, y de hecho nos comprometimos con él a entregarle la mitad de los beneficios generados por la venta del documental, cosa que hemos mantenido”. No fue fácil dar con él. “Miguel entonces era una persona imprevisible, no sabías dónde le podías encontrar, así que le grabábamos cuando podíamos, cuando le encontrábamos”.

Atraídos por la fascinación de un genio no reconocido, García Berlanga y sus compañeros, ajenos al flamenco, no sabían la envergadura de lo que tenían entre manos. “Nosotros no sabíamos la magnitud del artista que teníamos delante, porque en Huelva todo el mundo decía: este hombre y Paco de Lucía, los mejores artistas de la historia, y claro, no sabes si es orgullo de un pueblo que quiere resaltar al artista local o si realmente tenían razón. No había mucha biografía tampoco, no se podía ver mucho al respecto. Había que preguntar”. Por el camino encontraron grandes artistas que les corroboraron lo que se decía en las calles de Huelva.

Cantaores como Arcángel o Enrique Morente y figuras de la guitarra como Paco de Lucía, Niño Josele, Tomatito, Pepe Habichuela, Rafael Riqueni o Juan Carlos Romero, pusieron su voz para desentrañar por qué Niño Miguel es uno de los grandes guitarristas de su generación. “Miguel ha tenido siempre mucho instinto. Conocía el lenguaje secreto del instrumento“, explica Romero en el documental. “Yo recuerdo cuando éramos muy jóvenes, pasábamos noches enteras tocando la guitarra y era impresionante ese hombre cómo tocaba la guitarra”, opina Paco de Lucía. Pero García Berlanga recuerda con especial cariño la noche que pasaron con otro guitarrista que ha vivido dificultades, el sevillano Rafael Riqueni. “Pasamos una noche muy especial. Fuimos a su casa y estaba sacando una fantasía en la guitarra y la tocó para nosotros…”

Gracias a este trabajo, además, García Berlanga y Bodlet lograron que Niño Miguel volviera a los escenarios. Fue en el Teatro Central de Sevilla, el 29 de noviembre de 2011, un concierto que fue grabado y está disponible ahora en DVD. “Benoît y yo volvimos a la carga en 2011, empeñados en que Miguel diese un concierto en un teatro. Hablamos con el Instituto Andaluz de Flamenco, nos cedieron el Teatro Central de Sevilla y organizamos un concierto”, explica García Berlanga. “El público estaba volcado porque Miguel aparecía recuperado tanto física como psíquicamente, era un milagro, la historia viva de una persona por la que mucha gente no apostaba”. El milagro ha vuelto a repetirse hace unos meses cuando, en la reciente Bienal de Flamenco de Sevilla, el guitarrista decidió presentar el documental sobre su vida con un concierto improvisado en la sala de prensa.

Quienes aún no le conozcan o quieran volver a deleitarse con su arte pueden hacerlo ahora en Huelva. La sombra de las cuerdas se proyecta los días 21 y 24  de noviembre (ver horario completo en la web del festival). El documental está disponible a la venta en formato DVD en tiendas especializadas y en la web de la productora www.anabenche.es

Anuncios

Un comentario el “Tras los pasos de Niño Miguel

  1. Quién es el que aparece con Miguel en Sevilla en 2011, porque yo no entiendo mucho de guitarra y música pero creo que se carga las canciones que toca con Miguel, incluso se ve a Miguel mirándolo y parece que piensa ¿Qué está tocando este tío?
    Aclarármelo. Incluso en algunas hace que Miguel pierda el compás y no le sigue ninguna nota!!!
    Gracias y un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: